Gestoría Ramos
Gestoría Ramos

 

 

Deducción por GASTOS DE ENFERMEDAD. (Con efectos de Enero-2017)

 

     Los contribuyentes podrán deducir un 10 por 100 de los gastos y honorarios profesionales abonados durante el periodo impositivo por la prestación de servicios realizada por quienes tengan la condición de profesionales médicos o sanitarios, excepto farmacéuticos, conforme a lo dispuesto en los artículos 2 y 3 de la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, por motivo de la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, salud dental, embarazo y nacimiento de hijos, accidentes e invalidez, tanto propios como de las personas que se incluyan en el mínimo familiar. En ningún caso se incluye la asistencia con fines estéticos, excepto cuando constituyan la reparación de daños causados por accidentes o intervenciones que afecten a las personas y los tratamientos destinados a la identidad sexual.

 

       Los contribuyentes podrán deducir un 10 por 100 de los gastos en la adquisición de aparatos y complementos, incluidas las gafas graduadas y las lentillas, que por sus características objetivas solo puedan destinarse a suplir las deficiencias físicas de las personas.

 

        Esta deducción tendrá un límite anual de 500 euros en tributación individual y 700 euros en tributación conjunta. Estos límites se incrementarán en 100 euros en tributación individual cuando el contribuyente sea una persona con discapacidad y acredite un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100. 2. La base de esta deducción estará constituida por las cantidades justificadas con factura y satisfechas, mediante tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuenta en entidades de crédito, a las personas o entidades que presten los servicios o entreguen los bienes. En ningún caso darán derecho a practicar esta deducción las cantidades satisfechas mediante entregas de dinero de curso legal.

 

          La factura deberá cumplir todas las condiciones establecidas en el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre. La factura recibida por el contribuyente deberá conservarse durante el plazo de prescripción».

 

Deducción por GASTOS DE ESTUDIO. (Desde Enero 2017)

 

Cinco. Se añade un artículo 7-bis con la siguiente redacción:

 

«Artículo 7-bis. Deducción por gastos de estudios en educación infantil, primaria, enseñanza secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional de grado medio.

 

1. Los contribuyentes podrán deducirse las cantidades satisfechas en el periodo impositivo por la adquisición de material escolar, libros de texto, transporte y uniforme escolar, comedores escolares y refuerzo educativo, hasta un máximo de 100 euros, por el conjunto de descendientes o adoptados que den lugar a la aplicación del mínimo por descendiente y que se encuentre escolarizado en educación infantil, primaria, enseñanza secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional de grado medio. Esta deducción no se aplicará cuando el contribuyente haya obtenido rentas en el periodo impositivo en que se origina el derecho a la deducción, por importe superior a 39.000 euros; en el supuesto de tributación conjunta, cuando la unidad familiar haya obtenido rentas por importe superior a 52.000 euros. Se asimilan a descendientes aquellas personas vinculadas con el contribuyente por razón de tutela o acogimiento no remunerado, en los términos previstos en la legislación vigente. El gasto se deberá justificar a través de factura que debe cumplir todas las condiciones establecidas en el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre. La factura recibida por el contribuyente deberá conservarse durante el plazo de prescripción, admitiéndose copia de la misma en el supuesto de que dos o más contribuyentes tengan derecho a la deducción y no opten, o no puedan optar, por la tributación conjunta.

 

2. Cuando varios contribuyentes tengan distinto grado de parentesco con quien curse los estudios que originan el derecho a la deducción, solamente podrán practicar la deducción los de grado más cercano. Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a esta deducción, la deducción se prorrateará entre ellos por partes iguales».

 

 

 

CUÁNDO NO ES NECESARIA EL ALTA COMO AUTÓNOMO

 

El art. 305 de la Ley General de la Seguridad Social establece la obligatoriedad de alta como Autónomos si, de manera habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, se ejerce una actividad económica o profesional de la que se percibe una retribución.

 

Sin embargo, con el paso del tiempo, la Seguridad Social se ha ido adaptando gracias a distintas Sentencias para establecer unos criterios de marginalidad que permiten ejercer una actividad sin estar de alta de autónomo.

 

El criterio seguido por la Seguridad es el siguiente: “El declarar una actividad como MARGINAL y por tanto excluida del campo de aplicación del régimen de autónomos: Cuando el tiempo de dedicación (habitualidad) y la remuneración obtenida es pequeña, cuando no exista un local comercial y, además de otras peculiaridades, la actividad no es perdurable en el tiempo, podría dar lugar a considerar ésta como marginal, y por tanto excluida del campo de aplicación del RETA.”

 

Sin embargo la misma Administración de la Seguridad Social admite que este tema es muy subjetivo y difícil de cuantificar, porque no existen unos parámetros establecidos reglamentariamente que determinen cuándo una actividad se puede considerar como marginal.

 

La referencia que han tomado es la de la Sentencia del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997, que asimila el requisito de la habitualidad al percibo de cantidades superiores al Salario Mínimo Interprofesional, pero esta cantidad no se trata de un elemento exclusivo ni excluyente del requisito de la habitualidad, sino que es un criterio más para determinar si un trabajador puede considerarse excluido o no de alta en el RETA. En resumen, el criterio del importe percibido no es un criterio suficiente, por lo que debe apreciarse el tiempo de dedicación, si es con ánimo de lucro o como medio de vida, si es principal o accesoria, etc.

 

Desde GESTORÍA RAMOS recomendamos que se solicite informe a la Inspección de Trabajo que determine el encuadramiento de la actividad, y que sea la Seguridad Social la que tome la decisión, a la vista de las circunstancias del trabajador, la que decida al respecto motivando la exclusión de alta.

 

Contacto


Pida su PRESUPUESTO

 

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Formulario de contacto

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Nuestro Horario

De lunes a viernes de 8:00 a 18:00

Viernes de 8:00 a 15:00



Versión para imprimirVersión para imprimir | Mapa del sitio
Creado por: M.Teresa Ramos